User menu

Mireia y Lorena Hernández, Responsables de Llibreria Esplugues

 

“Queremos ser una librería de referencia y competir con las de Barcelona”

Hace más de 45 años que la Llibreria Esplugues abrió sus puertas, pero solo 18 meses que sus actuales responsables, Mireia y Lorena Hernández, tomaron las riendas del negocio. Hemos hablado con ellas.

¿Cuáles son los orígenes del Llibreria Esplugues?

La librería se puso en marcha en 1973 y siempre ha sido una referencia en el pueblo, donde actualmente es la única que hay de este estilo. Mi hermana Lorena y yo decidimos hace un año y medio comprarla y darle un nuevo impulso. Ella llevaba 15 años trabajando en la librería, pero yo procedía de un sector muy diferente como es la logística.

¿Cómo definiría la filosofía de trabajo de esta nueva etapa?

Creo que lo que mejor nos define es que hemos tratado de acercar aún más la librería al público de Esplugues y de los municipios vecinos. Lo hemos hecho manteniendo algunas de las cosas que tradicionalmente definieron al negocio, como el trato directo y las recomendaciones al público, con otras iniciativas novedosas. Algunos ejemplos de esas nuevas acciones son las presentaciones de libros con sus autores o la organización de talleres para niños.

Una forma de fidelizar al público.

Al final, lo que buscas es ofrecer lo que uno quisiera encontrar siempre en una librería sin tener que ir a Barcelona para hallarlo. Todo esto nos permite mantener un contacto con el público y consolidarnos como una referencia en esta zona geográfica.

¿A qué perfil de cliente se dirigen?

A todo tipo, desde el lector que acude a la librería en busca de algún título o de una recomendación hasta los colegios y las escuelas oficiales de idiomas que nos eligen para distribuir los libros de texto. Además, también somos distribuidores para 26 bibliotecas de la red de la Diputació de Barcelona.

Y venden online.

Sí, todo el catálogo de la librería está en nuestra tienda online: libros de lectura, material escolar y regalos. Para nosotros, estar presente en Internet ha sido un objetivo claro, tanto para vender como, sobre todo, para utilizar las redes sociales (Twitter, Instagram y Facebook) como escaparate de todo lo que ofrecemos y como canal de comunicación con los clientes. En el tiempo que llevamos hemos visto que la estrategia es correcta, porque hemos incrementado las cifras de venta por Internet y la capacidad de convocatoria cuando organizamos algún acto o presentación.

¿Qué diferencia a Llibreria Esplugues de sus competidores?

Somos la única librería tradicional del pueblo y yo diría que también de los pueblos vecinos. La única competencia que ha aparecido es la de una franquicia en un centro comercial, pero no puede ofrecer el nivel de servicio y de trato al cliente que ofrecemos las cinco mujeres que trabajamos en nuestra tienda. Aquí, el cliente se siente como en casa y eso es algo que queremos que siga siendo así.

¿Cuáles son los planes de futuro de la tienda?

A corto plazo, tenemos la intención de dar respuesta a los clientes que nos han pedido la creación de un club de lectura y de talleres para niños, para lo que colaboraremos con las editoriales. A largo plazo, el reto es franquiciar la tienda y abrir un local en algún centro comercial donde vender las últimas novedades y los productos de material escolar y regalo.