User menu

Dr. Fermín García Gollarte, Director médico de Grupo Ballesol

Una alimentacion equilibrada, variada y sabrosa

En los centros Ballesol Barcelona realizamos una valoración integral y protocolizada para garantizar la correcta nutrición de los residentes.

En las personas mayores, el estado nutricional es un indicador de su estado de salud, de su autonomía y de su calidad de vida. Así, es importante considerar la historia de vida del residente, los gustos alimentarios y el entorno en el que se realizan las comidas para poder garantizar una adecuada nutrición.

En Ballesol se ha realizado una valoración integral y protocolizada para garantizar una adecuada nutrición, minimizando los riesgos y abordándolos desde fases iniciales y de forma precoz.

Al ingreso de nuestros residentes, los equipos interdisciplinares realizan un cribado nutricional basándose en cuatro áreas fundamentales:

• Historia médica y dietética: detectando las enfermedades relacionadas con la nutrición, los gustos y preferencias por las comidas y los factores psicológicos que pueden influir en la ingesta adecuada.

Parámetros antropométricos:
Se controla periódicamente el peso para detectar una pérdida significativa del mismo de forma inexplicada, así como los pliegues, circunferencias o el índice de masa corporal.

A partir de esta valoración, nuestro objetivo es ofrecer una alimentación equilibrada, variada y sabrosa, fundamental para mantener el bienestar físico y emocional de nuestros mayores. Las dificultades para masticar y tragar los alimentos, los cambios en la percepción de los sabores y el deterioro cognitivo que en ocasiones acompañan al envejecimiento, pueden limitar y comprometer la alimentación y el estado nutricional de las personas de avanzada edad.

Por todo ello, Ballesol ha puesto en marcha un nuevo programa de alimentación, Mix and Delice, en el que de la mano de Medirest (proveedor de servicios de alimentación especializado en el comensal senior), ofrece a sus residentes soluciones en alimentación de textura adaptada, ajustando todos sus menús diarios a las necesidades individuales de los usuarios con problemas de masticación y deglución. De este modo conseguimos que, a través de platos en formato pastel y formato purés, se mantengan todas las propiedades nutritivas y de sabor para nuestros residentes con difícil o nula masticación. 

Diferentes texturas para un mismo menú:

El programa Mix and Delice es una avance considerable, porque a los platos y recetas que conforman nuestra propuesta alimentaria, controlados dietéticamente a través de la confección de las equivalencias nutricionales por un profesional al efecto, así como la existencia de diferentes opciones médicas según su situación física y/ o psíquica, se añade también una presentación diaria en diferentes texturas, lo que nos permite adaptar la dieta de cada usuario de manera individualizada, ajustándola a su capacidad de ingesta de alimentos, pero manteniendo todo el sabor y aportes nutricionales originales.

Podemos decir que en nuestros comedores todos los comensales comen el mismo menú: variado, sabroso y tradicional, sin que los problemas de masticación y/o disfagias supongan una barrera.

Foto de un menú, albóndigas jardinera en las 3 texturas: basal, para residentes de masticación normal; pastel, para difícil masticación; y homogénea, para nula masticación.

Y lo mismo para magro de cerdo. O sea, un 1º y un segundo del menú.