User menu

Promotoras y constructoras analizan los retos de futuro del sector

Coyuntura económica-inmobiliaria y perspectivas

La Associació de Promotors de Catalunya (APCE), en colaboración con CaixaBank, ha organizado una nueva jornada enmarcada dentro del ciclo Habitatge i Futur,en la que se analizó la coyuntura económica señaló actual a nivel macro y sectorial, así como también se apuntaron los retos de futuro que tiene por delante el sector.

La inauguración de esta sesión corrió a cargo del Hble. Damià Calvet, Conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, acompañado por la Directora Territorial de CaixaBank en Barcelona, Sra. Maria Alsina, y el presidente de la APCE, Sr. Lluís Marsà.

En su presentación de bienvenida, Lluís Marsà indicó que promover vivienda en Catalunya se está convirtiendo en un reto, y señaló que las recientes medidas adoptadas por parte de las administraciones -como por ejemplo las reservas del 30% para VPO en Barcelona, o la intención de legislar interviniendo el mercado del alquiler- que penalizan a les empresas con capacidad para aumentar la oferta de viviendas son uno de los principales factores que resienten la actividad promotora en Cataluña. Marsà reiteró que estos cambios normativos no suponen solución alguna al problema del acceso a la vivienda, sino un lastre a la progresiva recuperación del sector. A juicio del presidente de la APCE, “la solución al problema de la vivienda no pasa por intervenir el mercado, ni por trasladar la responsabilidad del sector público al privado. La solución pasa por facilitar que se lleven a cabo nuevas promociones de vivienda asequible y fomentar medidas que favorezcan este tipo de promociones de manera urgente”.

Por su parte, el Conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Damià Calvet, señaló el momento de desaceleración económica, que afecta a todos los sectores de actividad, y destacó el papel de las administraciones como creadores de condiciones adecuadas para la coyuntura de manera que “moleste poco y teniendo visión de largo recorrido, que es lo que necesita el sector.” El Conseller aseguró que el gran reto como administración es crear un parque de vivienda de alquiler suficiente y asequible, ya que, según datos de su departamento, Cataluña dispone de un parque de vivienda en alquiler escaso, de apenas el 11%, y es el principal factor de incremento de las rentas, al que hay que hacer frente. Calvet también incidió en la necesidad de crear las condiciones necesarias, que favorezcan al sector, pero que al mismo tiempo puedan solucionar el problema “radical” del acceso a la vivienda. Para ello, Damià Calvet considera que sólo se puede llevar a cabo generando medidas urgentes para fomentar la vivienda en régimen de alquiler asequible, y anunció que están trabajando en un nuevo Decreto Ley enfocado en conseguir incrementar el parque de vivienda de alquiler asequible a corto plazo, con previsión de “ponerlo sobre la mesa” antes de finales de año. 

Por su parte desde CaixaBank Research su economista senior, Judit Monturiol, indicó que desde el 2015 el sector ha avanzado con signos positivos, y espera que para este 2019 y 2020 los incrementos sigan en positivo, pero con un ritmo de crecimiento menor. Por lo que respecta a la demanda, Monturiol indicó que la demanda extranjera está impulsando Barcelona, la costa mediterránea y las Islas Baleares, con un valor relativo del 12,5% sobre el total de ventas. A su juicio, “el potencial que tiene de crecimiento la demanda extranjera a medio plazo es elevado, dependiendo de si se promueven las políticas de vivienda adecuadas.”

En la mesa redonda, se trasladó la visión del sector promotor constructor y patrimonial, de la mano de Inma Amat (Amat Immobiliaris), Germán Fernández (Colliers International), Jordi Sans (Volumetric), i Eulàlia Tort (Grup Tort). En ella se destacaron la necesidad de entender que vivir en el Área Metropolitana es vivir en la gran Barcelona, y la necesidad de potenciar esta visión para dar respuesta a las necesidades de vivienda actuales. También se señaló la inestabilidad normativa y sus perjuicios sobre el sector en los últimos cuatro años, cuando se han aprobado siete regulaciones distintas sobre vivienda y urbanismo, y pidieron a las administraciones políticas de vivienda adecuadas y eficaces, con dotación presupuestaria suficiente, y recuperar la seguridad jurídica perdida en este tiempo con normas consensuadas y estables en el tiempo.

La clausura de la jornada “Coyuntura Económica-Inmobiliaria y Perspectivas” corrió a cargo de Carlos Gramunt, director comercial de Banca de Empresas de CaixaBank, y de Elena Massot, vicepresidenta primera de la APCE. Gramunt agradeció a los ponentes su participación y reiteró el compromiso de esta entidad financiera con el sector promotor y constructor en Catalunya, a través de la concesión de créditos para la financiación de proyectos inmobiliarios. Por su parte, Elena Massot resaltó la importancia de la construcción en la economía catalana, representando el 4,7% del PIB, y el peso de los trabajadores del sector en el total de población ocupada (+6,4%) en el territorio, y pidió a las administraciones y a todos los agendes del sector diálogo para poder llegar a un Pacto Nacional por la Vivienda y el Urbanismo.