User menu

Entre el Ministerio de Fomento y la Conselleria de Territori i Sostenibilitat

FIRMADO EL CONVENIO PARA EJECUTAR EL PLAN ESTATAL DE VIVIENDA 2018-2021 EN CATALUÑA

El pasado 30 de julio el Ministerio de Fomento y la Conselleria de Territori i Sostenibilidad de la Generalitat firmaron el convenio para ejecutar el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. El documento, rubricado por el Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y por el Secretario de Hábitat Urbano y Territorio de la Generalitat de Cataluña, Agustí Serra, contempla un presupuesto de 209,24 millones de euros destinado a ayudas para la vivienda en Cataluña, es decir, un 14,5% de los recursos previstos en el presupuesto total del Plan de 1.443 millones de euros.

Si se tiene en cuenta la aportación que hace la Generalitat -62,77 millones-, para cofinanciar el 30% del Plan, en total las subvenciones en esta materia ascenderán a 272,01 millones de euros para los cuatro años y serán ejecutadas por la Agencia de la Vivienda de Cataluña (AHC).

Según ha comunicado la Generalitat al Ministerio de Fomento mediante la solicitud correspondiente, estos recursos económicos irán destinados, inicialmente, a los siguientes programas:

 

• Programa de ayuda al alquiler de vivienda: 155,03M€

• Programa de fomento del parque de vivienda en régimen de alquiler: 50,75M€

• Programa de fomento de mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas: 4,25M€

• Programa de fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de uso y de la accesibilidad a las viviendas: 52,04M€

• Programa de fomento de la regeneración y renovación urbana y rural: 9,94M€

 

Durante la vigencia del Plan se podrá modificar la distribución de los fondos entre programas, con el objetivo de adaptarse a las demandas de ayudas sobrevenidas. Esta modificación tendrá que ser solicitada por la Comunidad Autónoma y deberá contar con el visto bueno del Ministerio de Fomento.

 

FOMENTO DEL ALQUILER Y DE LA PROMOCIÓN DE OBRA NUEVA

El nuevo Plan mantiene la estructura y contenido del anterior convenio -correspondiente al periodo 2013-2017-, potencia la financiación de políticas centradas en el fomento del alquiler y las ayudas destinadas al pago del arrendamiento, y amplía las líneas de ayuda, aunque con la misma financiación y los mismos recursos.

Como novedad, destaca el impulso que se quiere dar a la construcción de vivienda de obra nueva, destinada de manera exclusiva al alquiler. En este sentido, se ha ampliado el abanico de promotores que pueden ser destinatarios de las ayudas a los públicos y a los privados, mientras que en el anterior Plan, las ayudas eran sólo para promotores públicos.

La Comisión bilateral de seguimiento del convenio, formada por representantes del Ministerio de Fomento y de la Secretaría de Hábitat Urbano y Territorio puede ajustar anualmente las cantidades destinadas inicialmente a cada uno de los programas, siempre y cuando no se superen las cantidades anuales previstas.

 

PLAN ESTATAL DE VIVIENDA 2018-2021

El nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 tiene dos grandes objetivos: contribuir al incremento del parque de viviendas en alquiler y fomentar la rehabilitación y regeneración urbana y rural.

En este sentido, recoge ayudas para la promoción de viviendas, ya sean públicas o privadas, destinadas al alquiler durante un plazo no inferior a los 25 años. Estas viviendas no pueden alquilarse por encima del nivel de renta, y se destinarán a familias con ingresos limitados.

Además, se conceden ayudas a la rehabilitación edificatoria: mejora de la eficiencia energética, conservación y mejora de la accesibilidad de la vivienda y edificios; ayudas a la regeneración y renovación urbana y rural, con especial énfasis en los supuestos de infravivienda, o ayudas a la rehabilitación y a la regeneración y renovación urbana y rural.

Por otro lado, se conceden ayudas a la promoción de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad, con el objetivo de destinarlas a alquiler durante un plazo de 40 años. Se trata de viviendas con instalaciones y servicios comunes adaptados y con un alquiler limitado, destinadas a arrendatarios con pocos ingresos.

 

POLÍTICA SOCIAL DE VIVIENDA DE LA GENERALITAT

En cuanto a las políticas sociales de vivienda llevadas a cabo en Cataluña durante 2017, según datos de la Agencia de la Vivienda hechos públicos en el mes de julio, durante el año pasado la Generalitat destinó 128 millones de euros a ayudas para pagar el alquiler; a gestiones de mediación hipotecaria a través de la entidad pública “Ofideute”; a ayudas para pagar el alquiler para familias que viven en viviendas administradas por la Generalitat, y a ayudas para entidades que gestionan viviendas de inclusión.

 

APCE: “El Plan debería haber sido más ambicioso”

La APCE considera que el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 es un paso en la buena dirección, y destaca que después de casi seis años, urgía volver a apostar por la promoción de nueva construcción de viviendas, en este caso de alquiler.

 

El sector cree, no obstante, que el Plan debería de haber sido más ambicioso, puesto que, según la entidad, presenta varias carencias importantes. Por un lado, señalan la dotación presupuestaria total, que no llega a los 1.500 millones de euros, así como que tampoco prevé ningún estímulo a la promoción de viviendas para la venta, ya que la ayuda a los jóvenes menores de 35 años con ingresos inferiores a tres veces el IPREM en poblaciones de menos de 5.000 habitantes no parece una medida muy relevante.

 

Otro de los puntos que la APCE critica es el hecho que no se determine qué tipo de incrementos tendrán los alquileres máximos establecidos en el Plan para nuevas edificaciones protegidas de alquiler, hecho que constituye un elemento de inseguridad jurídica que podría ser determinante y disuasorio para los promotores. Desde la Asociación se había pedido que se pudiera revisar anualmente utilizando el IPC como indicador de referencia, tal y cómo se hace actualmente con los alquileres de viviendas.

 

A pesar de todo ello, la Asociación de Promotores de Catalunya espera que, ahora que tanto el Estado como la Generalitat han firmado el convenio marco, las empresas constructoras puedan emprender proyectos con la celeridad que pide el mercado.

Fuente: BOE del jueves 16 de agosto pág. 82722