User menu

Joan Ferrer Gerente y Frederic Núñez Dtor. Comercial de SCAMP SL.

“Con el departamento de paquetería ofrecemos a nuestros clientes un verdadero servicio integral”

 

SCAMP es una empresa familiar especializada en ofrecer servicios integrales para el marketing directo. Para conocerla con más detalle, hablamos con sus responsables, Joan Ferrer y Frederic Núñez.

 

¿Cuándo nació SCAMP?

SCAMP inició su andadura hace treinta años y siempre ha tenido como objetivo ofrecer servicios auxiliares para el marketing directo. La idea, que se ha mantenido viva hasta hoy, no era otra que ayudar a nuestros clientes a que sus campañas fueran rentables y originales desde el inicio hasta que llegan a su destinatario.

¿A qué perfil de cliente se dirigen?

En principio, a cualquier empresa o entidad que necesita enviar algún tipo de información, desde la más sencilla –como un aviso de cambio de teléfono, por ejemplo– hasta las que incorporan folletos o servicios de valor añadido. En estos años hemos trabajado para instituciones públicas, ONGs, agencias de marketing directo, empresas de distribución de gran consumo, aseguradoras, prensa y semanarios, editoriales, sindicados, clubes de fidelización y, sobre todo, compañías de venta por catálogo, uno de nuestros puntos fuertes.

¿En qué ámbito geográfico trabajan?

En todo el mercado nacional e internacional . De hecho, el 70% de nuestra facturación es de clientes franceses de venta por catalogo y e-bussines , de ahí nuestra especialización.

¿Qué servicios ofrece SCAMP?

La empresa ofrece un servicio integral a los clientes que comienza con el asesoramiento acerca del mejor método de llevar a cabo una campaña concreta. A partir de ahí, disponemos de la estructura necesaria para realizar trabajos de diseño gráfico e impresión y también de personalización de envíos, etiquetado, doblado, ensobrado y embolsado de envíos en plástico o papel… En este sentido, cabe destacar la capacidad para manejar y tratar bases de datos que permiten segmentar los envíos, personalizar los documentos y hacer que cualquier campaña se convierta en un éxito a partir de la eficiencia.

¿Con qué estructura cuentan para ello?

Disponemos de 5.000 metros cuadrados de instalaciones productivas y de otros 2.000 destinados a almacén. En conjunto, en SCAMP trabajan alrededor de 50 personas de manera habitual, aunque la plantilla puede crecer cuando hay picos de trabajo.

¿Es un sector que evolucione rápido a nivel tecnológico?

La tecnología evoluciona en términos de velocidad, sobre todo. En cualquier caso, SCAMP está trabajando ya con nuevos materiales como los envases de plástico compostable, más respetuosos con el entorno. Comenzamos a hacerlo por demandas de nuestros clientes franceses y es un campo que va a crecer en el futuro.

¿Cuáles son los retos de SCAMP?

El futuro pasa por crecer en el mundo del dato variable, que es el que aporta verdadero valor añadido a nuestros servicios. Sin embargo, tenemos la intención de ampliar aún más nuestro abanico de servicios con la creación de un departamento de paquetería a medio plazo. Ya nos hemos dotado de los medios logísticos necesarios y estamos tramitando alrededor de 400 paquetes diarios, pero la idea es incrementar esa cifra para ofrecer a nuestros clientes un verdadero servicio global en logística y paqueteria