User menu

“La medicina de calidad pasa por ofrecer la mejor tecnología en manos de un buen equipo humano”

Eulàlia Alomar, Gerente de Creu Blanca

Creu Blanca se ha convertido en uno de los centros de salud de referencia en cuanto a pruebas diagnósticas y medicina preventiva se refiere. La continua inversión en tecnología responde a la voluntad que Creu Blanca tiene desde sus orígenes, la de prestar a sus pacientes el mejor servicio y una medicina de la máxima calidad. Hablamos con Eulàlia Alomar, su actual gerente e hija del Dr. Gaspar Alomar Guinart, fundador de Creu Blanca.

 

Creu Blanca es pionera en los servicios de diagnóstico y medicina preventiva. ¿Eso solo se consigue cuando se cuenta con la mejor tecnología?

Es importante estar al día, ya que es fácil perder el tren si uno no está continuamente preparado para ver cómo las nuevas tecnologías pueden aportar beneficios al paciente. Si los avances médicos permiten disponer de Tacs de última generación, mucho más potentes y con menos irradiación para el paciente, estamos obligados a cambiar nuestros equipos para ofrecer un mejor servicio. Esto mismo ocurre con las RMN de 3 Teslas, donde es indudable que la calidad diagnóstica mejora de forma exponencial con el nº de Teslas. En Creu Blanca, conscientes de ello, disponemos ya de 4 equipos de 3T, incorporando próximamente 2 más.  Y esto lo aplicamos a todos los departamentos. Por ejemplo, la unidad de Medicina Nuclear ha sufrido un cambio radical. Con la adquisición del nuevo PET se ha abierto todo un nuevo campo en el diagnóstico de las enfermedades neurodegenerativas, cuyos resultados iremos visualizando en los próximos años.

Podríamos seguir hablando de la uro-radiología, apartado en el que cada vez contamos con más herramientas como la RMN prostática multi-paramétrica, las biopsias por fusión eco-rmn, Tac de doble energía, que permiten acotar diagnósticos, y cómo no, mejorar las expectativas de curación.

Y no terminamos aquí. En cardiología, los recientes métodos diagnósticos como el Tac coronario o la cardio-resonancia han dado un nuevo enfoque a la patología coronaria, ofreciendo unas armas diagnósticas al cardiólogo que mejoran de forma sustancial la prevención y el diagnóstico.

No tan solo con la mejor tecnología se consigue dar un servicio de excelencia. Es importante la dedicación, profesionalidad y las ganas de hacer las cosas de la mejor manera posible. Cuando se adquiere un equipo nuevo, con altas prestaciones, es como una semilla de un árbol al que hay que dar abono, agua y cariño. En nuestro caso, cada vez que adquirimos un nuevo equipo, primero evaluamos cuáles son sus prestaciones, después vemos cómo puede mejorar los resultados que se están obteniendo, intentamos aprovechar al máximo sus capacidades, con nuevas secuencias, más seguridad para el paciente, más sensibilidad para determinados diagnósticos, etc.

Por lo tanto, la medicina de calidad también pasa por ofrecer a los pacientes la última tecnología en salud…

La medicina de calidad pasa por ofrecer la mejor tecnología, pero con un buen equipo humano. Nada sería posible sin grandes profesionales. La tecnología hay que saber usarla, y una imagen hay que poderla interpretar. No todos los ojos son iguales y, evidentemente, la especialización jugará un papel fundamental en el diagnóstico. Estamos en una nueva era, en que el especialista participa activamente en las técnicas de diagnóstico por la imagen.

El año pasado anunciaron un plan de inversión de 10 millones de euros en la ampliación de la clínica que tienen en Barcelona y en equipos de resonancia magnética. ¿Qué mejoras han obtenido a partir de este desembolso?

En nuestro campo, la inversión debe ser continuada, por tanto, vamos a seguir invirtiendo en mejorar todos nuestros servicios. Actualmente ya hemos inaugurado el nuevo servicio de Medicina Nuclear, se han terminado las obras de remodelación del servicio de Urgencias, se dispone de un nuevo servicio de bar- restaurante, y se han adquirido varios equipos de diagnóstico, como el Tac en carga, mamografía de tomosíntesis, etc.

En cuanto a la ampliación de la clínica, está previsto empezar las obras antes del verano, aprovechando los meses de menor impacto en la actividad sanitaria.

¿Y de la calidad de los profesionales sanitarios que hay detrás de Creu Blanca qué nos puede decir?

En Creu Blanca contamos ya con 400 profesionales de amplia experiencia, que colaboran con nosotros desde hace mucho tiempo. Creu Blanca no estaría donde está si no fuera por el amplio equipo de profesionales que hacen funcionar la estructura, que dedican todos sus esfuerzos en ofrecer el mejor servicio y para quienes lo más importante son los pacientes.

Creu Blanca nació hace 65 años como iniciativa de su padre el Dr. Gaspar Alomar. ¿Cuál era el sueño de su padre?

El Dr. Gaspar Alomar Guinart quería ofrecer siempre el mejor servicio al paciente, y esto pasaba por poner todos los esfuerzos en innovación y desarrollo. Su gran sueño sería el de disponer de una Clínica Universitaria de Tecnología Avanzada (CUTA), en la que participasen tanto fabricantes de equipos médicos, como especialistas en diagnóstico y tratamiento e investigadores, porque trabajando en equipo y de forma conjunta sería posible avanzar en las nuevas líneas.

En este momento, los herederos de este gran proyecto estamos trabajando ya en ello, porque creemos, al igual que el fundador, que es imprescindible apostar por la innovación si queremos ofrecer un servicio de calidad.

Hoy en día ya tienen 4 centros en Cataluña y 2 en Aragón. ¿Tienen previsto seguir expandiéndose?

En estos momentos nuestro proyecto de expansión pasa por crecer en infraestructuras. Tenemos mucho camino por recorrer, y vamos a hacer las cosas bien. Como ya hemos dicho, invertimos continuamente y, para poder ofrecer una medicina de calidad, debemos contar con la mejor tecnología.

 

www.creublanca.es