User menu

Dr. Javier Pérez Vélez, cirujano torácico

Cirugía mínimamente invasiva para acabar con la sudoración excesiva

¿Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es una disfunción del sistema nervioso simpático autónomo que se caracteriza por una sudoración excesiva, especialmente en las palmas de las manos, en las axilas y en la planta de los pies. Esta humedad y sensación de frío existente en pies y manos pueden complicarse con la aparición de ampollas, infecciones, mal olor y perniosis.

Las consecuencias de la hiperhidrosis son importantes en el ámbito social, laboral e íntimo, ya que la sudoración excesiva provoca inestabilidad emocional, inseguridad y trastornos del ánimo, creándose una especie de círculo vicioso sudoración-ansiedad-mayor sudoración, hecho que limita el autoestima. En España se estima que la hiperhidrosis afecta en torno al 1% de la población, con un mayor grado de prevalencia en las mujeres.

¿Cómo se trata la hiperhidrosis?

A lo largo del tiempo se han investigado diferentes tratamientos para la hiperhidrosis, aunque se ha demostrado que los tratamientos tópicos o con medicamentos no funcionan. Por su parte, los efectos de la toxina botulínica tiene una duración de aproximadamente seis meses, por lo que sus efectos son temporales.

Así, la cirugía de la hiperhidrosis se presenta como el tratamiento definitivo y más apropiado para tratar los problemas de sudoración excesiva.

¿En qué consiste la cirugía de la hiperhidrosis?

La cirugía se basa principalmente en la interrupción de manera bilateral del nervio simpático a nivel torácico. Este procedimiento se realiza mediante cirugía mínimamente invasiva, a partir de dos orificios de entrada de medio y un centímetro de diámetro por cada lado y por debajo de la axila.

El lugar o nivel de interrupción de la cadena variará en función de la localización del sudor, pudiéndose detener por dos vías, cortando el nervio simpático –conocido como simpaticotomía–, o bloqueándolo, con un clip de titanio, conociéndose este proceso como clipaje.

Como tal, la del clipaje es una técnica potencialmente reversible y se suele utilizar en casos de rubor facial o en casos combinados de hiperhidrosis craneal, axilar y palmar, ya que de existir sudor compensatorio elevado, se pueden retirar los clips a través de otra intervención. En el resto de casos de hiperhidrosis, como la palmar o la axilar, lo más frecuente es realizar una sección del nervio (simpaticotomía).

¿Cómo es el postoperatorio de la hiperhidrosis?

Esta cirugía se puede realizar de manera ambulatoria, es decir, sin la necesidad de que el paciente se quede ingresado en el centro médico, pudiéndose dar el alta a las seis horas de la intervención, siempre y cuando exista un buen control del dolor, tolerancia a la vía oral y una radiografía de tórax de control normal. Los resultados son buenos, aunque se puede ver afectado por el sudor reflejo o compensatorio.

¿Qué es el sudor reflejo o compensatorio?

Es el efecto secundario más importante en este tipo de cirugía, y consiste en la aparición del sudor en otras zonas del cuerpo como tórax, espalda, abdomen y extremidades inferiores. Existen ciertos factores de riesgo, como la obesidad, la irrupción de la cadena simpática a nivel de la segunda costilla y la interrupción de la cadena en varios niveles en casos de hiperhidrosis combinada, por lo que el éxito de la cirugía dependerá de una buena selección de los pacientes y de la técnica quirúrgica empleada.

 

Dr.Javier  Pérez Vélez

Hospital El Pilar Grupo Quirón

Tel. 932 386 535

cirugiatoracicabarcelona.com

NRS H08000138