User menu

Hotel Ca’n Bonico: La joya histórica de Ses Salines

La localidad mallorquina de Ses Salines ya es espectacular por sí misma, pero si además de disfrutar de la belleza natural de su entorno, de sus tradiciones, de su rica cultura y su suculenta gastronomía, podemos alojarnos en la primera casa construida en la localidad, datada del siglo XIII, tendremos unas vacaciones inolvidables. Nos alojamos en el Hotel Ca’n Bonico que une tradición, belleza y tranquilidad.

Llegamos a Ses Salines, pequeño municipio situado en el sur de la isla de Mallorca, con la misión de encontrar un hotel en el que relajarnos. Paseando por la localidad, descubrimos el Hotel Ca’n Bonico, un alojamiento de cuatro estrellas ubicado en la primera construcción de Ses Salines. En sus orígenes, esta histórica casa señorial mallorquina fue una torre de defensa, a partir de la cual fue creciendo el resto del pueblo.

Después de su reforma, iniciada en 2005, que logró conservar la estructura arquitectónica original, este hotel abrió sus puertas en 2009. Consta de 29 habitaciones para 58 huéspedes, y mantiene la esencia de sus orígenes adaptada a las últimas comodidades de un hotel de cuatro estrellas. “El Hotel Ca’n Bonico se encuentra en medio de Ses Salines, un municipio muy tranquilo, por lo que destacamos por ofrecer a nuestros clientes unas vacaciones relajadas, sin masificaciones. Aquí, nuestros huéspedes disfrutan de una Mallorca natural”, nos explica el Sr. Gregori Bonet, director del hotel.

Además, en la zona sur de Mallorca, los visitantes podrán disfrutar del Parque Nacional de Cabrera, del encanto de los pueblos del entorno como Santanyí, Es Llombards y la Colonia de Sant Jordi y, a tan solo cinco kilómetros, se encontrarán con las playas del sur de la isla.

Un pedacito de historia y mucho más

Paseando por este hotel nos sentimos testigos de parte de nuestra historia. Conserva los arcos originales, la antigua cárcel reconvertida en biblioteca, los silos, la torre de defensa, el antiguo pajar donde ahora se ubica la sala polivalente cultural y la actual zona de relax donde históricamente se encontraban las vaquerizas, todo ello conservado desde el siglo XIII.

Las habitaciones son muy luminosas, con espacios amplios, están totalmente equipadas y también conservan la esencia histórica que caracteriza a este hotel. Este alojamiento cuenta además con zonas comunes entre las que destacamos las piscinas, la zona de sauna o los patios, ideales para disfrutar de momentos de relax.

Por último, en este lujoso hotel con encanto tampoco se olvidan de la gastronomía y se empeñan en seguir conquistándonos, ahora también por su arte en los fogones. En el restaurante de Ca’n Bonico fusionan la cocina típicamente mallorquina con la cocina internacional, y su menú cambia a diario con productos de mercado y de temporada. No se pierdan sus desayunos, una delicia para comenzar el día.

www.hotelcanbonico.com

  • El Ca’n Bonico el visitante del sur de la isla puede disfrutar de una Mallorca natural, sin masificaciones y muy cerca de la costa.